23.1.08

SERPIENTES Y TIBURONES

¿Se ha sorprendido con el título de este capítulo? Pues realmente debo hablar de estos "animalitos" en un libro como este. Curiosos seres de nuestra fauna, la serpiente de cascabel y el tiburón. Ambos tienen algo en común: una muy cierta capacidad para inhibir el crecimiento de tumores cancerosos.

Pudiera usted pensar que ahora me dedico a abordar temas de la vieja medicina mágica y supersticiosa. Nada más lejos de la realidad. La gran mayoría de los fármacos que hoy conocemos han surgido de muy diferentes elementos de la naturaleza: vegetales, animales y minerales. Sólo muy modernamente nos hemos dedicado a sintetizar moléculas nuevas.

Lo cierto es que el tiburón ha saltado a la fama por lo asombroso de sus sistema inmunitario y por estar presente en su esqueleto cartilaginoso una molécula (una macroproteina) cpaza de impedir la angiogénesis. Ahora le explicaré lo que esto significa y en qué le puede ser útil. Permítame antes hacer un poco de historia anecdótica.

Conocí en México las casi increíbles propiedades que se le atribuían a la serpiente de cascabel. Allí tomé contacto con numerosos casos de personas que habían utilizado tan curioso remedio y también tuve la ocasión de vivir algún tiempo en las tierras dónde estas peligrosas aunque, afortunadamente, "discretas" serpientes son casi una plaga.

Lo cierto es que la serpiente de cascabel ha tenido fama entre la empírica sabiduría ancestral de centroamérica de curar el cáncer. Si usted visita algunos mercados de México encontrará serpientes secas colgadas en algunos puestos. También la ofrecen vendedores ambulantes y, cuanto más al norte suba, se dará cuenta que su consumo debe estar muy extendido.

Es considerada popularmente como una auténtica panacea en casos de cáncer, infecciones, artritis y artrosis, pero muy especialmente en cuanto al cáncer. Naturalmente nunca he despreciado conocer a fondo las posibilidades de las farmacopeas indígenas. Así pues, tras cerciorarme de su inocuidad, comencé a suministrar el polvo seco y molido de dicha serpiente a algunos pacientes que lo aceptaron. En el curso de doce años pude contar con más de trescientas cincuenta personas a las que me fue posible seguir en su evolución personalmente, por teléfono o por carta. Debo decir que los resultados han sido excelentes en todos los sentidos.

No sólo observé auténticas remisiones de tumores previamente diagnosticados como cancerosos sino también afirmar que, en casi todos los casos terminales en que nada se pudo hacer por salvar la vida del enfermo, la utilización de esta sencilla terapia produjo una total ausencia de dolores.

La forma de utilizar la serpiente de cascabel es sencilla. Se le quita la cabeza y el cascabel para ponerla a secar, preferiblemente sin el concurso de calor artificial. En el norte de México se suele secar al sol, a una temperatura que, en todo caso, no debe sobrepasar los 50 grados centígrados (es en verano cuando se cazan estas serpientes pues en invierno pasan a una fase de reposo). Obviamente lo mejor sería un proceso de liofilización, mucho más costoso y difícil dado que no existe actualmente industria seria alguna que se dedique a procesar la serpiente o la víbora como le dicen por allá. No es recomendable que se tueste en un horno.

Una vez completamente seca se ha de pulverizar lo mejor posible, algo que es difícil con un molinillo casero. Cuanto más fino quede el polvo, mejor. Puede, finalmente, introducirse en cápsulas de gelatina dura del número cero.

Se suele recomendar la toma de una cápsula cada hora. En la práctica he verificado que una cápsula cada dos o tres horas suele dar buenos resultados en estadíos precoces del desarrollo de un tumor sólido. Otra forma de tomarla es por cucharadas, una sopera rasa tres veces al día, acompañada de otras tres de aceite de oliva puro virgen extra, siempre con el estómago vacío. Traducido a gramos la toma diaria debería ser de alrededor de 9 gramos diarios (dosis mínima para un adulto).

No ha producido nunca efecto secundario indeseable alguno. En numerosas ocasiones la he consumido en forma de sopa o en algún guisado. Sin embargo ya observé desde el primer caso tratado que un alto porcentaje de personas afectadas de tumores grandes o de crecimiento rápido experimentaban episodios de fiebre alta. Si la fiebre pasaba de 39 grados centígrados y medio se suspendían las tomas y remitía en corto tiempo. Luego proseguía con el tratamiento. Tras cada período febril venía siempre una mejoría importante. Si la fiebre no era alta continuábamos con la dosis habitual o, en algunos casos, se reducía algo.

En algún caso de úlceras cancerosas o algún tipo de cáncer de piel he usado el polvo de la serpiente en forma externa, diréctamente aplicado sobre la úlcera, con buenos resultados.

Las únicas investigaciones serias de las que tengo noticia se han realizado sobre el veneno de esta serpiente, el cual no entra a formar parte de la terapia tal como la describo aquí. Debido a las dificultades que plantea la captura de este animal y al hecho de que tampoco es rentable su cría en cautividad, pues su crecimiento es lento, no han surgido poderosos intereses comerciales que hayan facilitado su conocimiento extensivo.

No ha ocurrido así con el tiburón que sí tiene cierta resonancia y del cual ya se han realizado importantes estudios.

Conocí las posibilidades del cartílago de tiburón no hace demasiados años. Al enterarme de sus potencialidades terapéuticas y el mecanismo de acción al que se atribuían me di cuenta que la serpiente de cascabel, si no actuaba igual, por lo menos lo hacía de una forma similar. Finalmente el estudio de la composición del cartílago de la serpiente de cascabel y las pruebas que demuestran la inhibición de la angiogénesis han puesto en evidencia que se trata de dos animales diferentes morfológicamente pero muy parecidos en cuanto a su composición y las características de su especialísimo sistema inmunológico.

Veamos ahora algunas particularidades del cartílago de tiburón y en qué se basa su probada eficacia (aunque no reconocida "oficialmente").

El cartílago de tiburón es justamente eso, tejido cartilaginoso procedente de diversas especies de tiburones, deshidratado y pulverizado, proceso que debe realizarse sin utilizar calor ni solventes químicos.

El análisis del polvo de cartílago de tiburón puro, sin adulteraciones, muestra los siguientes datos:

41% de sales minerales (60% de calcio y fósforo en una proporción de 2:1)
30% de proteínas
7% de carbohidratos
7% máximo de agua (para el polvo seco)
Menos del 1% de fibra
Menos del 0,3% de grasa.

No deben encontrarse metales pesados. Esto es lógico si pensamos que el cartílago puro, al no desarrollar vasos sanguíneos, no permite que se depositen en él elementos extraños. No debe contener tejidos musculares u otros (a diferencia de la serpiente de cascabel que se pulveriza junto con su carne seca).

El particular sistema inmunológico de los tiburones ha llamado la atención, desde hace bastantes años, de la comunidad científica internacional. Los tiburones parecen ser inmunes a numerosas dolencias. La implantación de células cancerosas en ellos resulta casi imposible.

La observación del hecho anterior ha llevado a descubrir que en el cartílago de tiburón se encuentran unas proteinas capaces de inhibir la formación de vasos sanguineos nuevos. Los cartílagos de otros animales (como las vacas, por ejemplo) también contienen esta proteina especial pero en una proporción muchísimo menor.

La mayoría de los tumores necesitan desarrollar una intrincada red capilar (vasos sanguineos) para autoabastecerse de nutrientes que necesitan en grandes cantidades dado su metabolismo anaeróbico de bajo rendimiento. Para ello producen un Factor de Crecimiento Endotelial. El Factor de Inhibición Tumoral, presente en cantidades extraordinarias en el cartílago de tiburón impide ese proceso de neovascularización estorbando el crecimiento de los tumores, las metástasis y, en algunos casos, produciendo regresiones de los mismos. Los tumores que ya no pueden nutrise adecuadamente detienen su crecimiento o se necrosan, desapareciendo.

Esta actividad del cartílago de tiburón está plenamente demostrada desde que fue descubierta en 1983 por dos investigadores del Massachusetts Institute of Technology y corroborada en experiencias médicas en la Harvard University Medical School. El Factor de Inhibición de la Angiogénesis no ha podido ser aislado o sintetizado. Sin embargo el hecho real es que el polvo seco de cartílago de tiburón produce ese resultado y ha sido demostrado clínicamente.

Se ha evidenciado también, sin lugar a dudas, que la inhibición de la angiogénesis inducida por el cartílago de tiburón produce excelentes resultados en la osteoartritis, ya que evita la degradación articular y el progreso de la afección.

Las propiedades que ha demostrado esta interesante sustancia son las siguientes:

ANTIANGIOGÉNICA. Inhibe la formación de nuevos vasos sanguineos, proceso necesario para el crecimiento tumoral o la degeneración articular en la osteoartritis o artritis reumatoide.

ANTIINFLAMATORIA. Muy potente. Reduce significativamente inflamación y dolor debido, principalmente, al aporte de condroitinsulfato.

INMUNOESTIMULANTE. Potencia las defensas naturales del organismo estimulando la acción de los linfocitos T, B y macrófagos.

NUTRITIVAS. Como fuente de calcio, fósforo y oligoelementos con un alto índice de biodisponibilidad.

Por las razones expuestas se puede recomendar el cartílago de tiburón en las siguientes dolencias: tumores (cuando depende su crecimiento de la formación de nuevos vasos sanguineos y cuando la actividad del sistema inmune es deficiente), osteoartritis y artritis reumatoide, osteoporosis, fracturas óseas, retinopatía diabética, degeneración macular, glaucoma neovascular, psoriasis, eczemas, acné, enteritis y como preventivo de las lesiones deportivas.

Me han llegado datos acerca de la utilización del cartílago de tiburón por deportistas con el fin de mantener en buen estado sus articulaciones y tendones. Illie Nastase, que fue uno de los grandes del tenis mundial, utilizó el cartílago de tiburón para tratar su artritis en dedos y manos. Según declaraciones suyas, recogidas por la agencia Associated Press: "En pocos días el dolor y la rigidez desaparecieron".

Pero me estoy apartando del tema principal del libro. Lo que me resulta penoso es que elementos terapéuticos tan potencialmente útiles no reciban el menor respaldo por parte de las instituciones oficiales.

Se pueden utilizar dos vías de administración:

ORAL: revolviendo la cantidad necesaria en un vaso de agua. Siempre se ha de tomar con el estómago va´cio, un mínimo de quince minutos antes de las comidas, para que pase rápidamente por el estómago y no sufra la acción de las enzimas gástricas que descompondrían en sus aminoácidos la proteina útil. William Lane, pionero en la investigación de las propiedades terapéuticas del cartílago de tiburón, me informó de lo que considera dosis eficaz. Cuando comentaba con él las exitosas experiencias que hasta la fecha se han efectuado me indicó que debería ingerirse entre 1 y 1,5 gramos de cartílago de tiburón por cada kilo de peso del paciente diariamente. Dosis menores tal vez sirvan como coadyuvante en una terapia coherente y más amplia pero no como tratamiento principal de un proceso tumoral. Para el tratamiento eficaz de la psoriasis se utilizan 15 gramos diarios divididos en tres tomas que se ingerirán media hora antes de cada una de las tres comidas principales. En la artritis se utilizan con éxito entre 5 y 10 gramos diarios durante un mes para luego continuar con tomas diarias de entre 2 a 5 gramos como mantenimiento.

ENEMA DE RETENCIÓN: en ocasiones, especialmente en caso de intolerancia gástrica, ésta puede ser la vía de administración adecuada. Basta diluir la cantidad apropiada de cartílago en un vaso o menos de agua destilada y aplicar por vía rectal con una pera de goma. Se realizará este enema preferiblemente tras una evacuación normal con el fin de retenerlo el mayor tiempo posible. De esta forma se evita el contacto del cartílago con los ácidos y enzimas digestivos lográndose un mejor aprovechamiento del mismo. Se ponen dos o tres enemas diarios de unos 15 gramos. Uno de ellos siempre al irse a acostar para retenerlo toda la noche. Previamente a la administración de este enema se procurará haber evacuado el intestino.

Para prevenir las recidivas deberán utilizarse unos 9 gramos por vía oral, diariamente, durante unos treinta días. Como dosis preventiva de mantenimiento unos 5 gramos diarios.

No se han observado efectos adversos con esta terapia, ni con la ingesta masiva durante meses, aún con dosis de hasta veinte gramos diarios mantenida de forma ininterrumpida durante cinco años. Conviene recordar que el cartílago de tiburón es, en todo caso, un alimento. En los muchos años que lleva utilizándose no se han reportado efectos negativos. La sopa de aleta de tiburón es un plato tradicional de la comida china desde hace miles de años.

Precauciones: por su mecanismo de acción el cartílago de tiburón y la serpiente de cascabel no deberán ser consumidos por personas en edad de crecimiento (salvo que la gravedad del caso lo aconsejase), embarazadas (en ningún caso) o lactantes y por quienes se encuentran recuperándose de una intervención quirúrgica. Por otra elemental precaución se desaconseja su consumo a personas con problemas cardiovasculares.

En el comercio ya existen numerosas marcas de cartílago de tiburón en polvo. Desgraciadamente, en Europa, a precios desorbitados. Para asegurar su calidad deberá ser correctamente procesado. Este proceso incluye cuatro fases: limpieza, deshidratación, pulverización y esterilización. Si no son realizados de manera adecuada pueden inutilizarse sus proteinas activas.

La utilización de calor en este proceso o de solventes químicos suele desnaturalizar sus proteinas activas haciéndolo inútil para su uso terapéutico. Las hebras centrales de proteinas del "corazón" del cartílago son las macroproteinas en las que se encuentra el Factor Inhibidor de la Angiogénesis. Esas hebras son muy duras y difíciles de pulverizar. Sin embargo, es esencial pulverizarlas muy finamente para que el cuerpo humano pueda aprovecharlas. El cartílago de tiburón debe transitar por el tracto digestivo y ser absorbido de la manera más rápida posible. De esta manera se evita el fraccionamiento de las proteinas activas por las enzimas digestivas. Esto sólo se consigue cuando se reduce a partículas especialmente finas.

La serpiente de cascabel resulta más económica si se puede conseguir en México. Aún así está sujeta a toda clase de adulteraciones cuando se presenta en polvo como son su mezcla con polvo de otras serpientes o incluso algo tan burdo como "rebajarla" con polvo de camarones secos. Naturalmente se puede comprar entera, con su cascabel, y molerla uno mismo si se dispone de los medios.

Debo indicar también la advertencia de la medicina étnica tradicional acerca de los supuestos "celos" de la serpiente. Se insiste en que no debe tomarse ninguna medicación química cuando se está tratando con ella. No puedo decir nada rotundo al respecto. Ignoro si este consejo indígena tiene algún fundamento bioquímico.

En fin, ya le he presentado a estos dos nuevos amigos. Queda en sus manos el juicio o la decisión que pueda llegar a tomar. Si tiene la oportunidad de conseguir uno de los dos no dudo que se beneficiará de ello.

Muy importante

Antes de efectuar cualquier cambio en su dieta o añadir elementos nuevos a su tratamiento debe consultarlo con su médico. Algunas informaciones que aquí aparecen pueden no ser recomendables para personas con tumores productores de hormonas, diabetes, insuficiencia renal u otras alteraciones asociadas. Ante cualquier duda siga siempre las recomendaciones de su médico.

¿Qué es esto?

Soy médico y autor del libro "Cáncer, apuesta por la vida". He decidido que esté accesible para todo el mundo de forma gratuita. El libro está completo. Si deseais leerlo desde el principio pulsad AQUÍ para ir a la primera página y seguid el orden cronológico de los capítulos (al finalizar cada capítulo pulsad en "entrada más reciente" para ver el siguiente o usad el índice de capítulos).

Los artículos no pertenecen al libro. Son la continuación natural del blog. Tratan de aportar nuevas ideas, descubrimientos, noticias y análisis.

Donaciones

Toda la información es gratuita pero puede apoyar mi trabajo con una donación, gracias:

Noticias

Loading...

Para contactar

info[A]gzzt[.]org